Spanish English French German Norwegian

Plaza de San Luis

El 1 de junio de 1891, comenzaron a celebrarse las Fiestas en honor a San Luis Gonzaga en la Villa de Firgas y coincide con la creación por parte del párroco José Santos González y un grupo de jóvenes solteros del municipio, de la Congregación de San Luis Gonzaga. Aunque en un principio se acordó celebrarla el 21 de junio, posteriormente, se le concedió a la congregación la facultad de trasladar la fiesta a cualquier día del año, y acordaron htrasladar la fiesta a la primera semana de junio. Por lo tanto, es la fiesta de San Luis Gonzaga , la que abre por tradición, el turno de fiestas del pueblo.

El 21 de julio de ese mismo año, se toma acuerdo por la Junta para que cada congregante aporte mensualmente, el día de la Comunión, la cantidad de cinco céntimos de peseta y se proceda a la Primera Imposición de Medallas. Se acuerda entonces ADQUIRIR UNA IMAGEN DE SAN LUIS y cincuenta Medallas, rifando para ello un cuadro con la imagen de San Roque.

En el año 1969, la imagen primitiva del Santo fue llevada a las dependencias de la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria para el proyectado museo de arte Sacro, donde desapareció. La imagen que se venera actualmente en nuestra iglesia, fue adquirida en los talleres de Rafael Peris (Valencia).

La Congregación de San Luis Gonzaga caló de tal manera en el tejido social de Firgas que llegó a convertirse en una de las señas de identidad más fuerte con que contaron los firguenses. Algunas curiosidades a destacar es que la mayor parte de los chicos que ingresaban en esta congregación, coincidía en la mayoría de los casos, lo hacían con la edad que marca el paso de la infancia a la adolescencia y que para continuar formando parte de "Los Luises", el congregante debía permanecer soltero, una vez casado dejaba de pertenecer a la misma y el que lo deseaba pasaba a formar parte de la congregación del "Sagrado Corazón de Jesús", y por tanto a la organización de la misma.

Allá por el año 1955, La fiesta de San Luis Gonzaga intentaba rivalizar incluso con la de San Roque, fiesta de nuestro patrón. Cuando se acercaba la fecha de su celebración, algo rompía la monotonía diaria, se engalanaba el pueblo con los arcos, se decoraban balcones y pretiles con un sinfín de utensilios y productos de la tierra y se comenzaba con la elevación de la Bandera, elevación del globo, suelta de palomas, repique de campanas y quema de voladores.

Mención especial hay que hacerle a La Bajada de la Rama, donde el jueves anterior a su celebración, la juventud alborozada y desde muy temprano se dirigía al Barranco de Las Madres acompañados de una persona mayor , para cortar la rama, y durante todo el camino se iban tirando voladores, lo que constituía una auténtica fiesta. Esta rama se depositaba en Las Canales desde donde al día siguiente partía la Bajada de la Rama. Era un acto en el que participaba todo el pueblo con un verdadero espíritu de colaboración.

El día principal estaba ocupado por la Misa Solemne, la Procesión del Santo Patrón, y la Feria de Ganado, que solía ser muy concurrida debido a la abundancia de animales que había por la zona. Un detalle a destacar era que la feria no tenía premio alguno, el único aliciente que tenía era la compraventa de animales.

El día de la Madrina se hacía carreras de bicicletas, roturas de tallas, carreras de sacos, juego de la sartén, entre otros. Era un día que todos estaban deseosos de que llegara.

Pero... ¿qué pudo pasar en los años sesenta para que una Congregación como la de "los luises", tan enraizada en nuestra cultura desapareciera? Algunas hipótesis hablan de que se debe a una causa directa de las reformas emanadas del Concilio Vaticano II, pero probablemente la causa que más influyera fuera el gran cambio social, económico y cultural que sufrió la sociedad canaria, debido al boom turístico que se inició en aquella década. Gran parte de nuestros vecinos cambiaron su actividad agrícola o ganadera por la del sector servicios y muchos se marcharon a "la capital".

Himno a San Luis Gonzaga

 

Son tus ruegos ¡oh Luis! bien oídos

 ante el trono de Dios, siempre son

 ruégale por tus luises queridos,

 nuestro angélico y santo Patrón.

 Bis

 Ruégale por tus luises queridos,

 nuestro angélico y santo Patrón.

 Si te place el perfume oloros,

 de la santa pureza aspirar

 un vergel de azucenas hermosas

 en vuestra alma inocente haz de hallar.

 Bis

 

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________

Fuentes: Extractos del Pregón de las Fiestas de San Luis Gonzaga año 2009

Pregonero: Pepe Sosa Libro: Firgas El Pregón y La Fiesta 1964-1994. Treinta Años en le Acontecer Histórico y Cultural. Autor: Manuel Perdomo Cerpa.

 



Ayuntamiento de la Villa de Firgas

.