Spanish English French German Norwegian
fc twt youtube logo  

BARRANCO DE AZUAJE

Aguas arriba, este barranco recibe la denominación «de las Madres» o «de Guadalupe». En tiempos de la Conquista era conocido como «de Aumastel», topónimo aborigen.

La denominación en este tramo deriva del apellido del genovés Damián de Azuaje, propietario de un ingenio, y del de Francisco de Azuaje, ambos del s. XVI. Con posterioridad, otros accedieron a propiedades en el lugar, por las aguas del mismo, como se infiere del testamento fechado el 7 de diciembre de 1658 de Matías Andrés González, Canónigo Doctoral de la Catedral, consultor y juez ordinario del Santísimo Oficio, Abogado de los Reales Consejos y de la Real Academia Las Palmas, natural de La Laguna, que dice ser propietario de una «Hacienda de tierra labradío en el Barranco de Azuaje con 5 días y 5 noches de agua de dicho Barranco», o del fechado el 29 de enero de 1669, de Luis León Afonso, Licenciado y clérigo presbítero, que ya tiene varias en el lugar o próximas, que se riegan con sus aguas:

«Hacienda labradía y montuosa de 22 fanegas en la costa de Lairaga con una azada de agua continua del Barranco de Agumastel; Suerte labradía de 5 fanegas denominada "La Avecilla" con el agua que le corresponde del Barranco de Agumastel; Cercado labradío de 1 fanega con una platanera frutal y el agua que le pertenece del Molino de Azuaje; 5 fanegas de Tierras plantadas de parra y de tierra calma con media suerte de agua del Heredamiento de Moya en el Barranco de Azuaje; 2 fanegas de Tierras en la Longuera o Los Morales en el Barranco de Azuaje».

Calificado como Reserva Natural Especial, es un sector encajado en el barranco con un pequeño curso de agua permanente en su fondo que propicia la instalación de una densa sauceda (Salix canariensis) y es hábitat de interesantes comunidades de insectos dulceacuícolas.

El barranco también alberga especies propias del Monteverde, como la muy rara Rejalgadera (Solanum vespeertilio) y especies del hábitat rupícola como el Bejeque, exclusivo del norte de Gran Canaria (Aeonium virgineum).

Tras el barrio de Buenlugar y tomando, a la izquierda, una pista que se interna pasando el puente en el barranco, se encuentran los manantiales curativos, cuyas aguas, ricas en hierro en disolución, llevaron a la construcción de un hotel balneario que fue muy frecuentado. El Balneario de Azuaje fue pionero del turismo en Canarias. Hasta él llegaba gente adinerada de las tierras frías del norte de Europa para disfrutar del clima templado de la isla y de las bondades de las aguas, que presumían de tener un alto valor curativo.

El conocimiento sobre las dotes medicinales de las aguas manadas de Azuaje data de 1860.

En 1882 se iniciaron las obras destinadas a la construcción de un edificio que sirviera de hospedaje y a la vez de balneario. Tras finalizar la Guerra Civil, debido al periodo autárquico, entró en crisis, fue abandonado y, tras sufrir un incendio, permanece en estado ruinoso.

Fuente: Origen y Noticias de Lugares de Gran Canaria, de Humberto Manuel Pérez Hidalgo.

 



Ayuntamiento de la Villa de Firgas
Previous ◁ | ▷ Next

.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Joomla! Debug Console

Session

Información de Perfil

Uso de Memoria

Database Queries